Como ayudar a vuestros hijos a aprender inglés

Con el cierre de las escuelas debido al coronavirus, los padres de todo el mundo se preguntan: ¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos a aprender el inglés en casa? Pues la respuesta es fácil: lo mejor que podéis hacer para ayudar a vuestros hijos es participar en su educación. Y la mejor manera de hacer esto es aprender con ellos. Todo el mundo sabe que a los niños les encanta hacer cosas con sus padres y que los niños aprenden más de sus padres que de cualquier otra forma. ¡Los padres son la mejor ayuda que puede tener un profesor!

¿Qué tipo de actividades podéis hacer? La práctica regular es mejor para aprender un idioma.  Diez minutos al día es mejor que diez horas a la semana.  O, por decirlo de otra manera, intenta hacerlo «un poco y con frecuencia.»  Usa las actividades breves y divertidas (de 3 a 10 minutos para niños de 5 a 12 años). Sin embargo, si a tu hijo le gusta trabajar solo, déjalo controlar sus tiempos de actividad. Aquí hay algunas actividades: Trata de incluir el inglés a sus rutinas diarias normales. Hay muchas oportunidades para practicar el inglés de forma natural en el hogar. Practica el vocabulario de la ropa cuando se esté vistiendo, intenta hacer ejercicio en inglés, practica el vocabulario de alimentos y bebidas cuando cocine, coma, y que te ayude a hacer la lista de la compra. Practica los días de la semana y las horas cuando hagas los planes.

Cuando tengas un descanso, intenta hacer algo divertido en inglés. Podrías cantar y bailar al ritmo de una canción en inglés, ver un programa de televisión en inglés o jugar un juego en inglés. Practica el vocabulario de muebles cuando estés en la sala. Cuando lea sus cuentos antes de dormir, usa un cuento en inglés.

¿Deberías copiar la escuela lo más fielmente posible? Como padres ocupados, intenta lograr el equilibrio que funcione para tu familia. Los profesores de la escuela tienen que preparar horarios y lecciones diseñados para toda la clase. Al aprender en casa, tenéis más libertad para concentraros en los intereses y actividades favoritos de vuestros hijos. Podéis pensar en lo que funciona mejor para ellos. Los alumnos de todas las edades logran más cuando disfrutan de su aprendizaje y lo encuentran interesante y significativo. ¡Así que no tengáis miedo de divertiros!

Estas son algunas de las principales preguntas que podrías considerar: ¿Qué le gusta hacer a tu hijo en su tiempo libre? ¿Dibujar? ¿Jugar fuera? ¿Cocinar? ¿Leer? ¿Bailar? ¿Hacer puzzles? Intenta usar algunas de sus actividades favoritas en inglés. ¿Tu hijo es más productivo en determinados momentos? ¿Mañanas o tardes? ¿Después del ejercicio? ¿Después de un bocadillo? ¿Los lunes y martes, o más tarde en la semana? Elegir el mejor momento para realizar el trabajo ayudará mucho. ¿Cómo le gusta a vuestros hijos recibir información? ¿Ejemplos o explicaciones? ¿Leer instrucciones? ¿Mirar a imágenes y diagramas? Toma nota de lo que funciona mejor. ¿Le gusta a tu hijo tomar sus propias decisiones sobre su aprendizaje? ¿O prefieren tomar decisiones juntos? Recuerda seguir pidiéndoles ideas y animarlos a medida que desarrollen sus propias habilidades de estudio independiente. ¿Prefieren actividades escolares estructurados y familiares? ¿O prefieren un enfoque más relajado, como aprender a través del juego creativo o hacer proyectos? Quizás incluso podría ser una mezcla de los dos.

Deja que ellos elijan. ¡Lo más importante es que los incluyas en las decisiones! Por ejemplo, podrían escribir y decorar un póster, usa tu teléfono para hacer un video o escribir una historia. ¿Puedo ayudar a mi hijo si no confío en mi inglés y tengo un tiempo disponible limitado? ¡Sí! Podéis hacerlo aprendiendo con ellos. ¡Deja que te enseñen!  Esto ayuda a desarrollar la confianza de tu hijo y su fe en su propia capacidad. Anímalos cuando demuestren responsabilidad por su propio aprendizaje y elógialos por sus esfuerzos. Otros amigos y familiares también pueden ofrecerles ánimo. Al usar aplicaciones de video como Skype, Zoom o WhatsApp, vuestros hijos podrían mostrarle a un amigo o familiar lo qué han aprendido. Pueden disfrutar leyéndoles un cuento en inglés o cantándoles una canción en inglés.  Cuantas más personas se involucren, más importante será el aprendizaje del inglés para vuestros hijos.

Por último, no tengas miedo en preguntar a su profesor de inglés que están estudiando en clase. ¡Todos los profesores de Aston estamos más que felices de trabajar con los padres de nuestros alumnos!

Written by Mike Dean Alger for Aston School

Related post: